El transporte es un derecho, no un negociado

538045_209097335901252_1034241207_n
Comunicado Partido Obrero en repudio del aumento del boleto de colectivo aprobado ayer en el Consejo Deliberante de nuestra ciudad.

Desde el Partido Obrero repudiamos el aumento del boleto de colectivo aprobado por el bloque de concejales de la Unión Cívica Radical. Denunciamos que el radicalismo impulsó un tratamiento exprés del boleto, en reuniones cerradas (prueba de ello fue la prohibición a nuestros representantes de asistir como oyentes) y aportando confusión a la opinión pública a través de las declaraciones de Mercedes Fuentes.
 
El aumento no tiene justificación, aún considerando el estudio que señaló que el costo por pasajero es de $4,92. Si esta es una cifra real (no asistimos a la reclamada apertura de libros contables ni a la prometida auditoría del sistema de transporte) estaría indicando que no hay necesidad de aumento y que en vez de atacar el bolsillo de los usuarios los empresarios podrían resignar parte de su ganancia. La decisión de los concejales radicales (acompañada indirectamente por el PRO-FR) de aumentar la tarifa plana a $6,50 demuestra que primó el interés de sostener una ganancia extraordinaria a costa del bolsillo popular. Los empresarios embolsan una ganancia que representa el 30% de los costos por cada boleto plano.
 
Como venimos sosteniendo públicamente, nos parece vergonzoso que quienes debieran ser “representantes del pueblo” y defensores del “interés general” sean en la práctica voceros y socios de la Cámara de Transporte y sostengan los intereses empresariales por sobre los de los usuarios. La asociación ilegítima entre funcionarios y empresas trasciende el Concejo y llega también al organismo que debiera controlar los colectivos y que dirige Esteban Risso, ex-gerente y accionista de una las empresas concesionarias.
 
El negociado hecho con el transporte público se ha convertido en un “interés común” de empresarios y funcionarios municipales, tal como lo demuestra la SAPEM: en ella el Estado municipal y los privados lucrarán con el boleto electrónico (con tarifazos de por medio) y el estacionamiento medido. Un sistema de confiscación a los vecinos tandilenses que lejos de ordenar el tránsito y favorecer el derecho al transporte, lo imposibilita.
 
Es de lamentar también que, para forzar la aprobación del aumento, la UTA se haya movilizado a la rastra del interés empresarial. En lugar de defender el interés común de los trabajadores, Morales puso a los choferes a defender a sus patrones, aún con paritarias que no se han cerrado. Un claro caso de burocracia sindical.
 
El Partido Obrero también se movilizó hoy para manifestar la oposición al aumento. La cuestión tarifaria es de más importante para trabajadores, estudiantes, jubilados y familias que dependemos del transporte público. Para nosotros, se trata de garantizar un derecho y por ello esta semana se relanzó en toda la provincia la campaña por el Boleto Educativo Gratuito, el cual desarrollaremos en nuestra ciudad.
 
Así también, nos preparamos para la pelea electoral de este año con una serie de propuestas relativas al acceso al transporte, entre ellas la del establecimiento de un boleto con descuento para jubilados que ya sostuvimos en 2013. Vamos por la reorganización del servicio en función de las mayorías: un transporte estatizado bajo gestión de trabajadores y usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *