Tras el 8M, el comunicado del Foro de la Mujer

12805888_990501827705025_7632105421191311059_n

“Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, salimos a la calle a denunciar la vigencia de las múltiples violencias y opresiones a las que estamos expuestas las mujeres e identidades sexuales disidentes de todo el mundo”.

Salimos a la calle a exigir que se cumplan nuestros derechos y se garantice la permanencia de nuestras conquistas. Este 8 de marzo, la calle nos encuentra unidas y movilizadas, dispuestas a construir una sociedad más justa para todas.

En el actual contexto, frente al achicamiento del estado, somos las principales perjudicadas. Nosotras, mujeres, travestis, migrantes, madres, amas de casa, luchadoras, trabajadoras con y sin remuneración, en el día de la mujer trabajadora, no debemos obviar que somos un segmento de la población con una multiplicidad de derechos vulnerados, y unas de las más afectadas por las medidas recesivas y de shock redistributivo y los crecientes ataques a las garantías constitucionales.

Leyes como la de matrimonio igualitario, la de identidad de género, la de educación sexual integral, la de trata de personas, la de violencia integral hacia las mujeres, la de fertilización asistida, el programa nacional de salud sexual y procreación responsable, son herramientas fundamentales que debemos sostener y defender en conjunto con todas las conquistas alcanzadas durante la última década.

Seguimos exigiendo la aprobación del proyecto de Ley por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito debe ser una prioridad del estado nacional. Más que nunca decimos “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”. Asimismo reiteramos la necesidad de garantizar el derecho a la interrupción legal del embarazo en el Hospital Municipal Ramón Santamarina y la incorporación de unx profesional que no se haya proclamado como objetor de conciencia para garantizar la ILE así como la consulta pre y post aborto en tanto prioridad del estado local.

Reclamamos la erradicación de la violencia institucional que vulnera los derechos de todxs, pero en particular de los grupos más excluidos y/o minoritarios. Este tipo de violencia es posible porque hay discursos y prácticas que estigmatizan, que excluyen, que segregan. La reproducción de estereotipos de género, los prejuicios y la socialización de un “modelo de mujer” desde las instituciones del Estado constituye una forma de violencia institucional invisibilizada, que debe eliminarse.

Instamos a que se proceda a la urgente instrumentalización de la ley 27.510 que permitirá acceder a patrocinio jurídico gratuito a mujeres víctimas de violencia de género señalando que es de vital importancia contar con el respectivo acompañamiento judicial. En la misma línea, solicitamos al Intendente municipal que ponga en funciones el programa de Acceso a la Justicia para víctimas de violencia de género que anunciara en julio pasado, tras la movilización de Ni una menos.

Es urgente que la Justicia de respuestas inmediatas y efectivas con las medidas que dicta para protección de las mujeres, y sancione al agresor que se declara en rebeldía. Por eso reclamamos la distribución de botones antipánico o similares; el reconocimiento de la Ley “Brisa” de reconocimiento económico hacia los hijos víctimas colaterales de los Femicidios; capacitaciones obligatorias a efectores profesionales en diferentes dependencias gubernamentales de todo el país; aplicación en todo el país del agravante por violencia de género, contemplado en nuestro Código Penal, dado que lxs jueces se resisten a utilizarlo y aplicación de la Ley Perdida Automática de la Responsabilidad Parental (ex patria potestad) del femicida y del abusador sexual condenado.

Lo conquistado deberá constituir un piso desde el cual apoyarnos para seguir obteniendo nuevos logros. Estamos alertas y movilizadas para avanzar en nuestros derechos y terminar con todas las formas de violencia. Las leyes y el reconocimiento de nuevos derechos logrados en los últimos años ha sido producto de la lucha de los movimientos de mujeres que han podido interpelar la voluntad política. Esta lucha continúa para consolidar lo logrado y conquistar más derechos.

Por nuestras luchadoras, las que dejaron su vida en la lucha. Por Cintia Laudonio que confió en la justicia y todas nuestras asesinadas, por Lohana Berkins y Diana Sacayán que decidieron ser, por Berta Cáceres que se atrevió a decir, por Marina Menegazzo y María José Coni que vivían en libertad.

Por nuestras luchadoras, las que siguen en la lucha. Por nuestras Abuelas y Madres de la Plaza, por la memoria, la verdad y la justicia; por las cientos de trabajadoras despedidas; por la inmediata liberación de Milagro Sala.

Este 8 de marzo, ni flores ni bombones, activismo y militancia. NI UN PASO ATRÁS.

Foro por la Promoción y Protección Integral de los Derechos de las Mujeres, Biblioteca Popular de las Mujeres, Productora de contenidos audiovisuales – UNICEN, Mesa contra la Trata en Tandil, Centro Cultural La Compañía, FM 101.7 Radio La Compañía, Radio Cumpa, Convivencia en diversidad, Feria de la Economía Social y Solidaria, Colectiva Mala Junta del Movimiento Popular Patria Grande Tandil, Juventud Radical, Área de las Mujeres de La La Cámpora, Frente de Mujeres Movimiento Evita, MPE, ADUNCE, Área de Derechos Humanos UNICEN.

Fotografía: Bernarda Ballesteros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *