Situación desesperante de las bibliotecas populares por falta de envío de fondos provinciales

Fachada luz

La Asociación de Bibliotecas Populares de Tandilia, que nuclea a 23 bibliotecas de la ciudad informó que se encuentran en estado crítico dichas instituciones que dependen de fondos provinciales, ya que la Provincia no les envía los fondos para su funcionamiento desde el mes de enero.
“Desde el mes de enero la Dirección de Bibliotecas Populares de la Provincia no deposita las subvenciones correspondientes. Tandil cuenta con bibliotecas que están ubicadas en toda ciudad, incluso Gardey, Vela y el Paraje Azucena”.
“En ellas se realizan diversos talleres que contribuyen a la difusión y promoción de diversas ramas de la cultura (cine, teatro, pintura, lectura, escritura, por ejemplo). Asimismo, las bibliotecas contribuyen al acompañamiento de niños, niñas y jóvenes en sus trayectorias escolares con talleres de apoyo escolar, promoción de la lectura, escritura, técnicas de estudio, material bibliográfico especializado y posibilidad de búsquedas a través de internet”, señalaron desde la Asociación.
Explicaron que “el dinero recibido desde Provincia es utilizado para pagar los salarios de bibliotecarias/os, comprar nuevos materiales, pagar servicios y mantener la infraestructura, entre otras cosas. Si bien se nos ha informado que el pago de subsidios fue momentáneamente suspendido por cuestiones administrativas y de cambios organizacionales y que a la brevedad se regularizarán, todavía no hemos tenido ningún depósito. A esta situación de falta de recursos se le suma el aumento en las tarifas de servicios, que torna, en algunos casos, insostenible el funcionamiento de estas instituciones del ámbito cultural de nuestra comunidad”.
“La suma de estas situaciones conlleva el peligro de suspensión de actividades y posible cierre de nuestras instituciones. Agradecemos, por este medio, al Municipio de Tandil que ha mantenido los subsidios que permiten, al menos, sostenernos en esta situación tan dolorosa y crítica”, añaden los miembros de la Asociación.
Esperan que “pasados estos casi seis meses la situación se pueda regularizar y, de aquí en más, no vuelva a producirse, dado que pone en peligro la continuidad de las bibliotecas. Finalmente, alentamos a los ciudadanos a participar de sus bibliotecas barriales, contribuyendo en las formas en que cada uno pueda (cuotas de socios, donando material, acercándose a interiorizarse de las actividades, etc.)”.

Por La Voz de Tandil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *