La UOM pidió a Lunghi que se “haga cargo” de la situación de los trabajadores de Cinpal

20160824_cinpalmuni

Los trabajadores de la metalúrgica marcharon por las calles del centro de la ciudad y tras realizar una Radio Abierta se manifestaron en el Municipio, donde fueron recibidos por el intendente, quien aseguró una ayuda de 5.000 pesos para cada trabajador.

Los trabajadores de la empresa Cinpal que se mantienen en conflicto por tres meses de atraso en los sueldos y el aguinaldo, decidieron visibilizar el problema con una movilización por el centro de la ciudad.

Los manifestantes, quienes estuvieron acompañados por sus familias, se concentraron en la sede local de la Unión Obrera Metalúrgica (Rodríguez y Montevideo) y desde allí marcharon por calles céntricas hasta San Martín y 9 de Julio donde realizaron una Radio Abierta. Luego se dirigieron al Municipio donde el secretario General del gremio, Carlos Romano y delegados de la empresa en conflicto fueron recibidos por el intendente Miguel Lunghi.

“QUE TANDIL SE ATENGA A LAS CONSECUENCIAS”

Disparó ante los trabajadores un efusivo Carlos Romano, desde el primer piso del Palacio Municipal, minutos antes de la reunión con el jefe comunal.  “Mañana me voy a juntar con el compañero (Antonio) Caló y le voy a pedir que me libere y que Tandil se atenga a las consecuencias” lanzó.

El gremialista pidió que el intendente Lunghi “se ponga al frente” del problema que afecta a 40 trabajadores y sus familias. “No puede ser que los políticos no puedan conseguir dinero, dónde está la política carajo!?” se preguntó.

Romano agradeció el acompañamiento a la marcha y pidió seguir apoyando “si tenemos que movilizarnos una, cien o mil veces más”.

5000 PESOS

Luego de la reunión el secretario general de la UOM confirmó que el Municipio le dará a cada uno de los trabajadores afiliados al gremio que él conduce (24 de los 40, el resto pertenecen a ASIMRA) 5.000 pesos como ayuda. “Yo le pedí 10000 pesos para cada trabajador para destrabar las negociaciones pero me dijo que no tiene plata, poco más se me larga a llorar”, dijo Romano tras mantener un encuentro con el intendente Lunghi y funcionarios en el despacho de Belgrano al 400.

“Además me alcanzaron la posibilidad de una reunión formal con los brasileros la semana que vienen Buenos Aires. Yo voy al infierno si hay que reunirse, no tengo problemas”, sostuvo.

Romano calificó como “positiva” la reunión con el jefe comunal. “Le estoy muy agradecido por la gestión, la valoro y le dije que seguiremos en contacto”, cerró.

La movilización de los trabajadores estuvo acompañada por la Mesa Intersindical, concejales del FpV-PJ y militantes del Partido Obrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *