Mucho dolor al pintarse la “Estrella Amarilla” para recordar a Emilio

20150324EmilioEstrellaAmarilla3

El accidente ocurrió el pasado 3 de febrero. La causa penal sigue su causa y fue apelada. La familia de Emilio Herrería autorizó a la Fundación, que tiene filial en Rauch, y este martes se colocó la estrella sobre la Avenida España. (ABCHo – 24/3/2015 )

 
Previo al acto, este Portal de Noticias dialogó con la referente en Rauch de la Asociación Argentina Familiares y Amigos Víctimas de Tránsito, Mariana Craverou, quien resaltó que “el presidente de la Fundación Laura Cristina Ambrosio Battistel, autorizo ésta pintada, lo hacemos ante un pedido directo de la familia, con una autorización firmada, porque no podemos invadir la privacidad de cada grupo”.
 
Agregó que “es la segunda vez que venimos a Tandil, en la primera acompañamos al Pastor Martín Olesen, para pintar la estrella de Josefina, y hoy nos vino a acompañar él, y ahora vinimos a realizar todo el acto homenaje a Emilio (Herrería)”, y manifestó que “venimos nosotros porque acá hay un grupo de personas, pero todavía no se formaron como filial, por eso venimos a representar nosotros que estamos nucleados en la Fundación de Julio Ambrosio Battistel, trabajando especialmente, en conciencia y prevención, porque las estrellas en el asfalto cumplen un objetivo muy importante, llama a la reflexión, no se olviden que la pintamos en el mismo lugar del accidente o en el lugar donde quiere cada familia”.
 
Craverou sobre el inicio de la organización en Rauch, explicó que “hace un año que estamos pintando, y un poco más organizándonos, lo que pasa es que ya se colocaron 11, 7 en la planta urbana y 4 en zonas de acceso por rutas provinciales”.
 
 
 
Luego, con el corte de la calle por parte de Inspección de Tránsito del Municipio, se comenzó a pintar sobre la Avenida España, pasando Paz, la Estrella Amarilla en honor a Emilio Herrería, el mandadero que perdió la vida al ser embestido por la camioneta de Hugo Amores el pasado 3 de febrero. 
 
Un buen número de familiares y amigos, con una carga emocional muy fuerte, acompañaron en acto, y se vieron momentos tensos especialmente cuando los medios intentamos hablar con Ezequiel (hermano de Emilio), no con la prensa, sino con la justicia, porque se está al aguardo de una resolución de cámara ante la apelación presentada por el Dr. Jorge Dames, defensor de Hugo Amores, solicitando el cambio de carátula de la causa y de confirmarse la excarcelación.
 
Si adelantó Ezequiel Herrería que “si cambian la carátula, tenemos todo preparado para apelar esa decisión. Este caso debe ser testigo, no podemos permitir que la justicia haga lo que hace siempre, dictaminar Homicidio Culposo, y quedan todos libres. Hay una vida que se perdió por alguien que hizo todo mal”. 
 
Luego de escuchar un mensaje institucional de la Fundación, el himno de la misma, y palabras alusivas de familiares de personas que perdieron sus vidas en accidentes de tránsito, le tocó el turno a quien movilizó a los tandilenses en un primer momento, su amiga y compañera de trabajo Claudia Menchaca.
 
Entre sus expresiones, resaltamos:
 
“cuando nos confirmaron el día pensamos con mi compañera María en escribir una carta, pero con el correr de los días, especialmente hoy a la mañana pensé que no hace falta escribir nada, porque nada sirve para decir lo grande que es Emi”.
 
“Nos dejó demasiadas buenas cosas, sigue estando en cada momento, en cada situación. Emi era esa personita que llegaba, ponía la pava para el mate, se ponía a conversar con vos, te preguntaba que habías hecho, si te habías hecho algún cambio, él siempre se daba cuenta”.
 
“Siempre estaba pendiente de sus amigos, ama a su mama, a su hermano, sus sobrinos, su familia. Su mamá me da muchas fuerzas, está destrozada pero yo estoy llorando y ella acaba a perder a Emi y sigue adelante sin mostrar que está mal”.
 
“Lo que más pido, por algo que me pasó el otro día, es que la gente con comentarios no lastime más. Porque es pesadísima la situación y para escuchar comentario, más vale guárdenselo, que queden en ustedes, sean buenos o malos. Nosotros tenemos nuestro dolor, y cada cual ve la manera de llevarlo”
 
 
 
 
 
 
 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *