Familiares de abuelos enojados con Pami que no entrega pañales y medicamentos

20160404_20150811_pami2

Se conocieron la pasada semana. Hay casos puntuales en los cuales en una Farmacia les dicen que retiraron los pañales y la abuela no los recibió. Otros casos surgen por grandes demoras a la hora de recibir un medicamento. Otra abuela, debe realizar todos los meses una visita a su médico para que le recete su medicamento para la diabetes.

Los reclamos van llegando a nuestra redacción desde distintos puntos de la ciudad, y todos coinciden en las dificultades que tienen para poder contar con medicamentos o pañales, cuestiones fundamentales para resolver una problemática crónica o una mejor calidad de vida.

Cada vez que concurren a la sede Tandil del Pami, se encuentran con dificultades a la hora de resolver los problemas, y en la mayoría de los casos porque quienes conducen la delegación local no se encuentran o están ocupados.

El hijo de una mujer de 87 años, tiene que estar visitando las oficinas locales del Pami todas las semanas, si no es por pañales, por los medicamentos que necesita por la diabetes. Los primeros, que no llegaron, que están en la farmacia, o se los llevaron a su domicilio. Lo único concreto, que casi nunca llegan cuando se los necesita.

Es más, en otros casos marcados a esta redacción, algunas personas recibieron la bolsa con pañales en su domicilio, aunque la realidad es que los dejan en el porch, o al lado de la puerta, con el consiguiente riesgo que se los roben o se rompa la bolsa y se mojen cuando llueve, como ha pasado en algunos casos.

Incluso a otra abuela, cuando la hija fue a la farmacia, le indicaron que los pañales ya los habían retirado (a su nombre), y en realidad nunca llegaron, por lo que se desconoce si es así, quien los retiró y a donde los llevaron.

Lo mismo con los medicamentos que, cada vez que los tiene que comprar, debe concurrir a su médico de cabecera para que se los recete. Demostrando que es un sistema obsoleto, y que si el jubilado o pensionado tiene un familiar se puede sobre llevar mejor, en cambio si el abuelo es él quien tiene que hacerlo, el gasto que le ocasiona es mayúsculo, cuando algo más práctico resolvería la cuestión de manera mucho más simple.

En definitiva, distintos familiares se estarían agrupando y no descartan movilizarse en breve, si estas cuestiones no se resuelven de una manera más simple para beneficio de los mismos jubilados.

Por Abchoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *