Jubilados Municipales cuestionaron los arreglos salariales en negro

Jubilados-810x552

Referentes del Centro de Jubilados y Pensionados Municipales alzaron su voz para cuestionar duramente los arreglos salariales que el gremio está llevando adelante por la cantidad de sumas no remunerativas que se perciben y que por lo tanto no llegan al sector pasivo. Exigen ser tenidos en cuenta.

La presidenta del Centro de Jubilados y Pensionados Municipales, María Teresa Mc Hardy explicó que “el gremio no es enemigo nuestro, pero ellos tienen un caminito mediante el cual actúan sobre el activo, y nosotros trabajamos con el jubilado”.

Por su lado, la secretaria de la institución, Noemí García Restelli, sostuvo que “hay disconformidad del modo en que se están llevando adelante las tratativas salariales. Ya en enero y febrero hicieron una entrega de dinero en negro a los activos, lo cual nos perjudica a nosotros”.

“Queremos que todos los aumentos sean remunerativos, en blanco, porque todo lo que es fuera de lo remunerativo nos perjudica porque no lo recibimos y creo que tenemos tanto derecho como los activos a vivir”, reclamó.

 

Desencantados

 

Cabe recordar que la última propuesta salarial que realizó el Ejecutivo de un 15 por ciento, además contempla una suma no remunerativa de mil pesos de marzo a junio.

En una nota elaborada por la comisión directiva de la institución, expresaron que están “desencantados con el sindicato que lidera Roberto Martínez Lastra”. En cuanto a la propuesta del Ejecutivo se preguntaron: “¿Al subsecretario de Gobierno no le da vergüenza hacer una propuesta así?”. Y criticaron duramente las palabras de Oscar Teruggi acerca de que se trata de una oferta “interesante”.

En ese marco, llamaron a la reflexión a las autoridades municipales como a los dirigentes del gremio y pidieron que “no se olviden de sus padres y abuelos” y que “hagan justicia y sean dignos del honorable cargo que detentan”.

 

Violando una ley

 

Mc Hardy denunció que “están violando la Ley del Instituto de Previsión Social, o sea de la caja jubilatoria de la Provincia porque no se dan cuenta de que lo que ellos cobran en negro los beneficia ahora, pero no entra ningún ingreso al IPS para que nosotros después podamos cobrar. Cuando ellos cobran un aumento en blanco nosotros a los tres meses más o menos lo percibimos de acuerdo a las categorías y los cargos que cada uno tiene”.

Y aclaró que “nosotros queremos marcar nuestra posición, y tenemos que hacer oír nuestra voz, porque los socios nos llaman por teléfono para quejarse. El año pasado hicimos una nota en esta misma época con 130 jubilados de todo Tandil, los del sindicato, los nuestros y gente que está jubilada y no están adheridos a ningún sindicato. Todos ellos firmaron pero nunca recibimos contestación”.

En el centro de jubilados hay alrededor de 215 socios entre jubilados y pensionados.

“Estamos ansiosas por saber qué va a pasar, y queremos que nos tengan en cuenta cuando hagan un arreglo salarial. Roberto Martínez Lastra no ignora que todo lo que no es remunerativo es contra la Ley de Jubilación de la Provincia, y de cualquier ley”, manifestó.

 

Gran descontento

 

Y cuestionó que “hacen esos arreglos porque les convienen porque ellos tienen sueldo municipal y siguen cobrando el de la categoría que tenían cuando estaban en actividad, porque ahora están administrativamente en el gremio, cobran dos sueldos. Además, ellos enfocan sólo para beneficiar al activo”.

“Nosotros estamos descontentos inclusive con el Intendente. Algunos concejales son abogados, los secretarios que tiene el señor Lunghi trabajan con él hace años, nos conocen de memoria. Nos respetan como compañeras viejas de cuando trabajábamos en el Hospital pero también porque somos personas responsables y respetables. No vamos a agarrar un bombo e ir a gritar, no vamos a hacer una choriceada”, espetó.

Y añadió que “a la edad que tenemos no vamos a hacer lío. Nunca lo hicimos, pero tenemos el derecho de hablar. El centro de jubilados quiere hacer oír su voz”.

“Nosotros no somos políticos, no tenemos ninguna bandería ni padrino, y nunca nos dieron nada”, sostuvo.

Por su lado, Restelli manifestó que “todavía no hicimos ningún reclamo formal. Estamos esperando que terminen ellos con las propuestas, y si hay un porcentaje del sueldo no remunerativo vamos a tener que hacer una nota de que los jubilados municipales de Tandil no estamos de acuerdo con eso porque nos perjudica, pero estamos esperando ver qué deciden ello”.

Además, sostuvo que es común estos arreglos con sumas en negro y que el último fue el de los bonos que se cobraron en enero y febrero de mil y 1.500 pesos.

“Pedimos que no nos ignoren a los jubilados y que sepan que estamos a la expectativa”, concluyó.

Por el Eco de Tandil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *