Jornada por una “seguridad democrática y popular”

20150510_roniseg

El encuentro busco reflexionar con los protagonistas sobre posibles estrategias colectivas de organización frente a distintas rutinas institucionales que ponen en desventaja a determinados sectores. “Frente a un escenario que recrudece cada vez más sus políticas en materia de seguridad, en clave punitiva y criminalizadora hacia las y los jóvenes de los barrios, resulta fundamental debatir con ellas y ellos” manifestó Nicolás Carrillo, referente del Movimiento Evita en nuestra ciudad.

La jornada comenzó alrededor de las 15 hs con la presentación de la propuesta a cargo de Juan Zarini y la proyección de cortometraje. En base a dos situaciones cotidianas que vivencia la juventud, como son el accionar de los medios de comunicación y la construcción del sujeto peligroso y el violento acto de nombrar a los jóvenes se realizó un intercambio de experiencias con una gran participación de los jóvenes.

Cerca de las 17:30 finalizó este primer segmento de la actividad con una puesta en común de actividades y una merienda.

Pasadas las 18 hs sobre el cierre de la Jornada se expusieron las conclusiones. En primer término Manuel Chiavarino, referente del Programa Universidad en la cárcel y militante del Movimiento Evita expresó “la problemática de la violencia institucional muchas veces se encuentra justificada desde algunos medios de comunicación. Se crean mitos, rumores que habilitan y respaldan un manejo discrecional de la violencia represiva”.

Más tarde Nicolás Carrillo expresó: “La nueva policía le agrega más seguridad a lugares que ya están asegurados, dejando desprovista a la periferia y, sobre todo, a los barrios más pobres, que es donde hay mayor conflictividad. Y agregó “La presencia de estos dispositivos represivos en los barrios, buscan generar control, lo que paraliza y disuade la organización y la movilización de nuestros vecinos”.

En esa misma línea Petra Marzocca, referente del espacio Memoria por la Vida en Democracia concluyó que “los años de terrorismo de Estado instauraron el miedo y rompieron con la confianza en el otro, y la década neoliberal destruyó el tejido social naturalizando la violencia contra los pobres”

Por su parte Walter Romero, Fiscal Federal  de Tandil y Azul; Fiscal en causas de lesa humanidad, por el asesinato del abogado laboralista Moreno y en el juicio contra los responsables del centro clandestino de detención Monte Peloni, manifestó su preocupación por la violencia ejercida dentro de las cárceles, y la necesidad de crear un observatorio de prisiones que limite la violencia en este tipo de establecimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *