Familiares y amigos de “Marito” Maciel lo homenajearon a dos años de su muerte

maritomaciel1

Allegados al joven asesinado a puñaladas el 3 de marzo de 2013, en inmediaciones de un boliche bailable en la zona de Avenida del Valle y Lisandro de la Torre, realizaron en la tarde de ayer un acto recordatorio, con velas y palabras sentidas de su hermana, Marcela Aranda.  (La Voz de Tandil 04/03/2015)

Participaron también familiares de otras víctimas cuyos casos reclaman justicia.
Algo más de 30 personas recordaron a Mario “Marito” Maciel y se movilizaron hasta el lugar donde hace dos años fue asesinado a puñaladas el joven, en el medio de una pelea, en las inmediaciones del bailable Sol Disco.
La ceremonia comenzó alrededor de las 19 y se extendió por espacio de una hora, en la que inicialmente, se movilizaron a la esquina de Del Valle e Yrigoyen, donde se produjo la fatal pelea. Allí se colocaron velas encendidas en homenaje a Maciel y su hermana, Marcela Aranda, leyó algunas palabras en honor al joven. Después, la concentración se trasladó a la puerta de Sol Disco.
Aranda estuvo acompañada por algunos de sus familiares y también por personas que siguen reclamando por justicia por otros casos de muertes violentas, como los Aaron y Evaristo Etcheveste, Emilio Herrería, “Nito” Rodríguez, entre otros.

EL CASO

En la madrugada del 3 de marzo de 2013, en la puerta de Sol Disco, Maciel se vio involucrado en una pelea, en la que resultó apuñalado por otro joven, Matías Concha, quien permanece preso desde pocos días después, cuando él mismo se entregó y confesó haber atacado con un cuchillo a la víctima, aunque niega haberlo matado, sino que asegura haberlo dejado tirado, pero con vida.
En ese sentido, el juicio por el crimen de “Marito” comenzará el día 10 del corriente mes, en el que se juzgará la participación de dos imputados: el propio Concha y Angel Jesús Molina, quien también está acusado de haber participado y atacado a Maciel, aunque él siempre lo negó y solo reconoce haber presenciado la pelea.
Concha será juzgado por “Homicidio simple”, mientras Molina, quien transitó el proceso judicial en libertad, está acusado de “Homicidio agravado por alevosía”.
“Marito” murió de siete puñaladas y los familiares siempre apuntaron también a la inacción policial, que no detuvo la gresca que podría haber evitado el crimen, aunque la justicia no avanzó en investigar esta presunta negligencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *