Pobreza y hambre en Tandil

comedores

En los últimos meses la demanda en comedores populares y ayuda al sistema social tanto municipal, provincial como nacional ha ido creciendo exponencialmente al son de la inflación, las principales víctimas son los niños y niñas de los barrios periféricos de Tandil.  Natacha Milazzo y Juan Arrizabalaga referentes de Patria Grande en Tandil confirmaron que el aumento de ayuda social creció fuertemente en los últimos meses y esperan un mayor crecimiento para los próximos.

A este respecto Arrizabalaga explicó que este aumento se debe fundamentalmente “a la situación de crisis que están atravesando los barrios de Tandil que son por un lado el desempleo y el trabajo informal y por otro lado inflación”. Al mismo tiempo confirmó que “la situación afecta mayormente a niños y niñas y también a las mujeres”

Aclaró también que “mucha veces se dice que el municipio está atado de manos y que no puede controlar ni el empleo ni la inflación. Pero eso no significa que tenga que quedarse solamente con la ayuda social, la entrega de bolsones y mercadería, sino que debe armar programas de empleo, de fortalecimiento de pequeñas economías barriales. El año pasado mismo presentamos un proyecto de Mercado Popular para acercar a los productores al consumidor y nunca salió a la luz”. Critico a su vez al municipio al destacar “que tiene mucho para hacer, los bolsones que entrega es lo mínimo”.

Si bien no hay información actualizada sobre Tandil, lo datos para el resto del país informan que en la Argentina, el 47,7% de los niños y niñas se encuentra bajo la línea de pobreza, según UNICEF. La pobreza extrema, además, afecta al 10,8% de niños, niñas y adolescentes, frente al 5,6% de la población general. En total son más de 5,6 millones de niños y niñas pobres y 1,3 millones en situación crítica.

Sólo para tener un ejemplo en los comedores de Patria Grande de Villa Aguirre y Villa Gaucho, y en otros q se aporta ayuda en alimentos en los últimos meses la demanda superó las expectativas y están asistiendo alrededor de 300 niños y niñas de hasta los 13 años.

Natacha Milazzo, referente de Patria Grande en Tandil confirmó la actualidad de los comedores y afirmó que “nunca imaginamos tener que hacer comedores populares y empezamos tímidamente y ahora estamos sosteniendo tres comedores con el enorme apoyo de las trabajadoras comunitarias de los barrios de Tandil que se cargan cotidianamente la tarea, sin ellas esto sería imposible”.

Consultada sobre la ayuda que reciben de distintas instituciones aclaró que “ninguna ayuda alcanza, lo que hay que hacer es resolver la desigualdad que existe en Tandil, si la situación se profundiza, más chicos van a estar con hambre y los comedores son los parches”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *