El freno al TARIFAZO y lo que sigue

13901439_1053696001367258_7170196429673465090_n

La discusión y el conflicto de alcance nacional sobre los tarifazos se ha convertido en el hecho más importante de los 8 meses del gobierno de Macri.

 

El fallo de la Corte

 

La Corte Suprema ratificó el freno del tarifazo en lo que respecta a usuarios residenciales, retrotrayendo las tarifas a su valor del 31 de marzo, y obligando al gobierno nacional a la realización de las audiencias públicas para discutir un nuevo cuadro tarifario. Esta noticia ha significado un revés político para el gobierno, pero sin embargo quedan varias discusiones abiertas que el fallo no incorporó.

 

La lucha ciudadana y popular

 

Si bien se esperaba que la pugna por las tarifas de gas tuviera un momento de quiebre, para un lado o para otro, con el fallo de la Suprema Corte, fue en realidad un amplio repudio popular y las continuas movilizaciones en todo el país, sumado a múltiples amparos, lo que que más incidió en que el tribunal preste oído y el gobierno tenga que reveer ante el rechazo general.

 

Los sectores pendientes

 

Como mencionamos al comienzo de la nota, el fallo no incorporó todas las discusiones. En cuanto a los sectores sociales sólo afectó a los usuarios residenciales, dejando afuera a las pymes, fábricas recuperadas, comercios, clubes de barrio, etc. El golpe del tarifazo a estos sectores afecta negativamente a la economía del mercado interno y el empleo, profundizando el ajuste, los despidos y la inflación.

 

La discusión del valor del gas

 

Otra discusión que no ha sido puesta sobre la mesa es como se forma el precio del gas que pagamos en la factura. Este tiene tres componentes: el valor en boca de pozo, el transporte y la distribución. Lo que más afecta es el valor en boca de pozo. O sea lo que las empresas cobran luego de extraerlo. El gobierno de Macri liberó el precio llevándolo a valores de los más altos a nivel internacional. De esto sólo se favorecen un par de grandes corporaciones, varias de ellas extranjeras, como la de la cual forma parte el propio ministro Aranguren, generando gran parte del aumento que pagamos todos.

 

Energía y proyecto económico

 

Lo que en el fondo está en discusión es qué proyecto económico queremos. Si energía cara, en manos de corporaciones y privatizadas, que se llevan las ganancias fuera del país y no invierten nada, o la energía y los servicios públicos como un derecho básico, en manos de empresas publicas garantizando energía para el desarrollo nacional.

 

El 12 de septiembre

 

Ya se fijó plazo para las audiencias públicas para discutir las tarifas del gas. Serán el 12 de septiembre. Las dos CTA ya convocaron a una movilización nacional que de seguro tendrá gran participación popular.

 

Y el TARIFAZO eléctrico?

 

Queda por discutir en estos días el tarifazo eléctrico, que también se encuentra en manos de corporaciones que nada tienen que ver con los intereses populares. Otra lucha que está vigente.

 

Oportunidades

 

Tenemos la oportunidad de demostrar que no es posible retroceder a las peores épocas neoliberales que saquearon al país y generaron desempleo y hambre. El gobierno por su parte tiene la oportunidad de mostrar que no es “un gobierno para ricos”. Debe comenzar por dar vuelta atrás con estas medidas y separar del cargo al ministro de energía Aranguren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *