Alerta, la Cicop local sigue de cerca la paritaria del Municipio

clicverimagenescircular03imagen09

A la negociación que mantiene el Ejecutivo con el Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil -STMT- y que aún no logró una solución, pese a las dos propuestas presentadas, se sumó la voz de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop). El gremio, que sigue sin formar parte de la mesa, se mantiene en “asamblea permanente” y con el foco puesto en la discusión salarial.

Mientras sostiene la lucha por ser reconocido, la postura se sustenta en la necesidad de evitar el malestar que provocó un acuerdo firmado en 2014 que a los médicos terminó por perjudicarlos.

En aquella oportunidad el aumento “en apariencia” era importante pero no contemplaba los diferentes ítems que conforman el salario de los profesionales, por lo que terminó siendo inferior. “En 2014 negociaron un 35 por ciento que repercutió en nuestros salarios entre un 7 y un 9 por ciento porque esas bonificaciones que percibimos estaban congeladas hasta enero de 2015”, recordó Mabel Brindo, la titular de la seccional local del sindicato.

Por el momento lograron un compromiso que les permite acceder a los detalles de cada presentación que el Municipio realiza a los representantes de los trabajadores de la comuna, de quienes esperan una convocatoria para retomar el contacto.

“Miramos como de costado”

En diálogo con El Eco de Tandil la profesional insistió con el escenario al cual se afrontan en momentos en que se inicia la discusión salarial, ya que no se sienten representados por el sindicato que dirige Roberto Martínez Lastra y el Ejecutivo mantiene la negativa de recibirlos dado que sólo negocia con el gremio mayoritario. “Seguimos estando fuera de la negociación, la miramos como de costado”, contextualizó la representante de la Asociación de Profesionales.

Lo cierto es que, tras hacer público su descontento frente a lo que consideraron una “discriminación” de parte de las autoridades comunales, el Intendente recibió a un grupo de médicos para evaluar la situación.

En la oportunidad los trabajadores del sector “conseguimos que nos den información de primera mano”, confirmó sobre los resultados del acercamiento. En concreto el compromiso apuntó a brindar detalles sobre cada una de las propuestas salariales entregadas al sindicato -que hasta el momento suman dos-, lo que les permite ponerlos en alerta “a tiempo” en caso de advertir cualquier circunstancia que podría perjudicarlos.

La postura

Por otro lado, Brindo fue clara en relación a la decisión de no plegarse al paro, en este caso en el Hospital, promovido por el Sindicato de Municipales y que comenzó este lunes.

Dijo que “no rompemos” con la medida de fuerza, es decir que se limitan a cumplir con sus propias obligaciones y no con la de otros sectores, pero que “acoplarnos al sindicato en las manifestaciones nos deja automáticamente bajo su ala, pero ellos no negocian por nosotros”, por eso insistió con la importancia de un recibimiento a la mesa de discusión.

La postura se basa en la estructura salarial de los profesionales de la salud, que perciben un básico y bonificaciones por la actividad que realizan, frente a lo cual reconoció las diferencias existentes.

Pero, sin el reconocimiento como gremio minoritario las opciones se reducen. “Estamos alertas y en asamblea permanente para tratar de enterarnos a tiempo si en la negociación quedamos perjudicados de manera notable”, sostuvo sobre la postura adoptada. De todos modos ratificó que “nos gustaría participar de las discusiones; por ahora nos queda enterarnos por afuera qué es lo que están negociando”.

Argumento “fuera de moda”

Retomó el rechazo en torno al argumento del Ejecutivo mediante el cual mantienen la negativa de reconocer a la Cicop como gremio. “El Intendente sigue haciendo usufructo de una antigua disposición peronista que permite solamente negociar únicamente al sindicato mayoritario y a los que tienen el aval del estado”, sentenció.

En respuesta, además de citar el artículo 14 bis de la Constitución Nacional que establece “organización sindical libre y democrática, reconocida por la simple inscripción en un registro especial”, aseguró que el argumento “está fuera de moda con respecto a las organizaciones internacionales del trabajo”.

Pese a la firmeza en la postura oficial, Brindo apuntó que “lo único que obtuvimos” luego de la reunión con el jefe comunal celebrada hacia fines de enero fue “enterarnos cuáles eran las ofertas que se hacían”, ya que “reconoce que el sindicato no negocia con nosotros, pero los que las aprueban o rechazan sigue siendo el sindicato”.

En esa línea ratificó la decisión de avanzar con la presentación judicial para lograr revertir este escenario y adelantó que el trámite se cumplirá en los próximos días.

La segunda oferta

En una evaluación sobre las presentaciones realizadas hasta el momento Brindo reclamó una mejora y elevar el porcentaje para el primer tramo del año que, de acuerdo a la segunda oferta, es del 15 por ciento a partir del 1 de febrero. Además incorpora una suma fija no remunerativa y no bonificable de mil pesos desde marzo a junio, y el compromiso de retomar a mitad de año las negociaciones con un piso del 13 por ciento para el segundo semestre.

“Es una cuestión absolutamente negociable”, planteó, y aclaró que el STMT mantiene su reclamo por el 35 por ciento de actualización salarial para todo el año pero opinó que, en caso de que quisieran incluir al sector que representa en la discusión, “con un 18 ó 20 por ciento estaría bien”.

Independientemente de la postura insistió en que “necesitamos un aumento de sueldo al igual que el resto de los municipales” y advirtió que, si bien tienen garantizado que no está previsto congelar las bonificaciones, cualquier acuerdo que los perjudique será motivo para impulsar medidas de fuerza.

Fuente: El Eco de Tandil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *