La medida de fuerza del Juzgado de Faltas contribuyó para el colapso del depósito municipal

Photo2loc-810x455
Ayer se desarrolló una reunión en el Ministerio de Trabajo para intentar destrabar el conflicto en el Juzgado de Faltas pero no hubo acuerdo y se dictó la conciliación obligatoria. Del encuentro, que se llevó adelante ayer a las 9.30, participaron el delegado gremial del área Hugo Rey, el secretario de organización del Sindicato de Trabajadores Municipales David Marconi, el subsecretario de Gobierno Miguel Lunghi (hijo), el director de Asuntos Legales Andrés Curcio y el secretario de Legal y Técnica Atilio Della Maggiora. (El Eco de Tandil)

Cabe recordar que las medidas de fuerza habían comenzado hace tres semanas cuando se llevó adelante un paro por 24 horas. La semana siguiente fue de 48 horas y esta semana también, que se llevó a cabo el martes y miércoles.

La conciliación

El delegado gremial Hugo Rey explicó que “dictaron la conciliación obligatoria, así que por 15 días hábiles vamos a estar negociando. Habrá reuniones del gremio y el Ejecutivo como también nos citaron para jueves o viernes de la semana que viene al Ministerio para ver si hubo algún avance”.
El reclamo que llevan adelante es por la recategorización de algunos trabajadores y para que les restituyan las horas extras que les quitaron.
En este último encuentro tuvieron una propuesta del Ejecutivo de recategorizar en enero a tres de los empleados mientras que “seguían quedando dos compañeros sin ser recategorizados para esa fecha, también faltaba una compañera que le daban una categoría más baja que la que nosotros habíamos pedido. Por eso la asamblea decidió rechazar la propuesta”.
En cuanto a las horas extras, explicó que les ofrecieron “cuatro más de las que estábamos haciendo entonces hicimos una contrapropuesta de que en vez de horas extras nos den las 48 horas semanales porque nosotros tenemos un régimen horario de 40 horas semanales. Además, solicitamos que traigan a esos compañeros a enero de 2016”.
“En un principio teníamos 40 horas extras por agente, luego sin ninguna razón lo bajaron a 20 y hace un par de meses hicieron un paquete de 160 horas en el Juzgado 1 y 120 en el Juzgado 2 para repartir entre todos, lo cual repercute en el bolsillo de cada trabajador. Por eso nosotros reclamamos volver a ese cupo de 40 horas por trabajador”, manifestó en diálogo con El Eco de Tandil.
No obstante, consideró que “con esta propuesta de las 48 horas se abrió una posible solución al conflicto siempre y cuando los compañeros sean recategorizados en enero. Con las 48 horas sacaríamos el mismo sueldo que con las horas extras, la diferencia es que la persona que tiene 48 horas durante tres o cuatro años en su vida de municipal se puede jubilar con ese régimen horario, que es mucho mejor que en un régimen de 40 horas. Estamos pensando en el futuro también”.

Cien secuestros
Durante estas semanas, los empleados de ambos juzgados estuvieron en estado de alerta permanente, movilización y asambleas, que se hacían en horario de trabajo y no se atendía en ese momento al público.
En cuanto al modo en que este paro afecta al público, expuso que en estos últimos días por cada juzgado hubo alrededor de 50 secuestros, y los vehículos no pudieron ser liberados durante los días de paro, lo cual contribuyó en gran medida a que se produjera el desborde del depósito municipal del que habló el director de Tránsito Walter Villarruel en la edición de ayer de El Eco de Tandil.
“Eso es lo más traumático de la situación porque vos secuestrás un auto y lo tenés tres, cuatro, cinco días y eso genera un trastorno para la población. Pero la gente ha respondido realmente muy bien y en la mayoría de los casos favorablemente al pedido de los trabajadores. Nos alientan porque confían que lo que estamos pidiendo no es nada fuera de lo común, sino lo que nosotros consideramos que corresponde. Estamos hablando de gente que tiene que ser recategorizada de 16 y 18 años dentro del Municipio, casi una vida. Al público le parece bien la medida, por más que sufra esta clase de trastornos”, sostuvo.
Y además indicó que “tenemos un régimen de 40 horas semanales, pero somos abastecidos por distintas áreas que tienen 48 horas semanales, trabajan sábados y domingos como el caso de Tránsito. Entonces, nos llegan las infracciones de 30 o 40 inspectores, todo eso recae sobre nosotros. Somos quienes ingresamos las actas, tratamos los secuestros, y los jueces son después quienes liberan o no, según la documentación. Los días que hay paro no se pueden liberar y tampoco dan los libre deuda para la gente que quiere sacar la licencia de conducir. Entre estos dos días de paro hubo unos cien secuestros”. u

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *